viernes, 25 de julio de 2014

Fotógrafos japoneses (VI) - Iwase Yoshiyuki

Iwase Yoshiyuki
岩瀬禎之

"Pescadores, Costa de Onjuku, Japón / Fishermen, Onjuku Coast, Japan", 1950

Iwase Yoshiyuki nació en 1904 in Onjuku, un pueblo de pescadores en la costa del Pacífico de la península de Chiba, que rodea la Bahía de Tokyo por el noreste. Tras graduarse en la Escuela de Leyes de la Universidad de Meiji en 1924, asumió las que serían sus actividades durante toda su vida, dirigiendo la destilería de sake de la familia y documentando las tradiciones en retroceso de la costa de Japón. A fines de la década de 1920, el jóven Yoshiyuki recibió una cámara Kodak de regalo. Dado que el principal medio de vida del pueblo provenía del océano, él se movía por allí, y pronto encontró su pasión por la "simple e incluso primitiva belleza" de las chicas buceadoras Ama, y las mujeres que recolectaban las algas, conchas y orejas de mar en las aguas costeras.

"Buceadora Ama / Ama Diver", c.1950

"Buceadores, Costa de Onjuku, Japón / Divers, Onjuku Coast Japan", 1950

"Desnudo en las olas / Nude in Waves", c. 1960

Su primera obra maestra, "Alrededor del fuego", tomada en 1931, evoca las demandas físicas de tal trabajo. 

"Alrededor del fuego / Around the Fire", 1931

Las temperaturas del agua son apenas soportables entre junio y septiembre. Las cargas pesadas son difíciles de arrastrar por las fuertes corrientes, por lo que se requieren mareas adecuadas, limitando los días de buceo a 20 por año. Las buceadoras Ama salían tres veces al día, con grandes requerimientos de alimento y calor junto a las hogueras entre inmersión e inmersión. Una buena cosecha requería fríos buceos, de hasta cuatro minutos de duro trabajo submarino con una sola inspiración, con lo cual debían desarrollar y mantener una sustancial cantidad de grasa corporal que las protegiera de la hipotermia. Por todo esto, las buceadoras Ama recibían enormes salarios, ganando a menudo más en una temporada de unas pocas semanas que lo que los hombres del pueblo ganaban en un año. Cuando comenzó a fotografiar, a fines de la década de 1920, había varios cientos de buceadoras ama activas en las siete bahías de la costa de Iwawada (Kohaduki, Oohaduki, Futamata, Konado, Tajiri, Koura y Nagahama). A fines de los '60 habían desaparecido. Sus fotografías son el más comprehensivo documento sobre las buceadoras Ama que se ha producido.


"Sin título / Untitled", c. 1950

A medida que la fama Iwase creció, adquirió más equipo, alternando entre una cámara de fuelle, una Super Seis, una Sohoflex y una Rollei. Su técnica también evolucionó a través de su asociación con otros importantes fotógrafos como Asano Kiichi, Sugiyama Kira, Hayashi Tadahiko y Akiyama Shotaro. Su abanico de temas también se amplió para incluir pescadores locales y otras escenas de su pueblo nativo y la costa. Se convirtió en pionero del desnudo modernista japonés y documentó tradiciones culturales en el Japón de posguerra. A partir de 1933 realizó numerosas exposiciones y recibió muchos premios por su obra. Murió en 2001 a los 97 años.

"Sin título, Desnudo / Untitled, Nude", c. 1950

Der./ Right: "Desnudo / Nude", 1967

Iwase Yoshiyuki was born in 1904 in Onjuku, a fishing village on Pacific side of the Chiba peninsula, which encloses Tokyo Bay on the northeast. After graduating from Meiji University Law School in 1924, he took up his lifelong pursuits, heading the family sake distillery and documenting the receding traditions of costal Japan. In the late 1920s, young Yoshiyuki received an early Kodak camera as a gift. Since the main livelihood of the town came from the sea, he gravitated there, and soon found a passion for “the simple, and even primitive beauty” of ama divers-girls and women who harvested seaweed, turban shells and abalone from beneath the coastal waters. 

"Recolectora de algas / Seaweed Gatherers", c. 1950

"Sin título, Desnudo / Untitled, Nude", c. 1950

"Recolectores de algas / Seaweed Gatherers", c. 1950

His first masterpiece, Around the Fire, shot in 1931, evokes the physical demands of such work. Water temperatures are minimally bearable only between June and September. Large loads were impossible to haul up in strong currents, so tides also had to be just right, limiting diving days to about twenty a year. Ama divers went out three times a day, requiring extensive eating and warming at the fireside between runs. A good harvest required long, cold dives, up to four minutes of hard underwater work on a single lungful of air, so they had to develop and maintain substantial body fat to guard against hypothermia. As such, ama divers were paid enormous salaries, often making more a few week season than the men of the village made in a year. When he began shooting in the late 1920s, there were several hundred ama divers active in the seven harbours of the Iwawada coast (Kohaduki, Oohaduki, Futamata, Konado, Tajiri, Koura and Nagahama). By the late 1960s, they had disappeared. His photography was the most comprehensive document of ama divers ever produced. 

"Sin título, Desnudo / Untitled, Nude", c. 1950

"¡A la mar! / To the Sea!", 1955

"Pescando langostas / Lobster Fishing", c.1950

"Recolectora de algas / Seaweed Gatherer", c. 1950

As Mr. Iwase’s fame grew, he added to his equipment, alternating between a bellows camera, a Super Six, a Sohoflex and a Rollei. His technique also evolved through his association with other important photographers such as Asano Kiichi, Sugiyama Kira, Hayashi Tadahiko and Akiyama Shotaro. His range of subjects also broadened to include local fisherman and other scenes from his native village and coast. He became a pioneer of the Japanese modernist nude and documented traditional culture in post-war Japan. Beginning in 1933, he had many solo exhibitions and received numerous prizes for his work. He passed away in 2001 at the age of 97.

"Chicas Ama buceando / Ama Girls Diving"

"Recolectores de algas / Seaweed Gatherers", c. 1950

"Sin título, Desnudo / Untitled, Nude", c. 1950

Fotografías de diversas fuentes. Texto traducido de / Photographs from several sources. Text from:

3 comentarios:

  1. Qué belleza de fotografías !! y a la vez son toda una etnografía, ya que ese tipo de vida ha desaparecido con la industrialización actual.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Shirley, son unas fotos preciosas que muestran una vida que ya no existe. Qué perlas encuentras Javier!!!! Bicos

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Olga y Shirley. Entre los fotógrafos orientales hay auténticas maravillas en las que espero seguir hurgando en lo sucesivo. Esta en concreto es de corte muy naturalista y documental, al menos en la parte de las buceadoras, aunque en general hay toda una corriente en Japón con mucha experimentación y búsqueda de diferentes puntos de vista para captar la realidad con una cámara. Seguiremos disfrutando con todo esto. Besos a ambas.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...