viernes, 15 de marzo de 2013

Willem Claesz Heda [Pintura]

Hace unos años tuve oportunidad de disfrutar de "El bodegón español en El Prado", consistente en una muestra itinerante de 60 obras pertenecientes a los fondos del Museo. El bodegón, la naturaleza muerta, es un género que me resulta sumamente interesante, sobre todo porque permite al artista desplegar sus habilidades técnicas y compositivas, el tratamiento de la luz y las texturas, y además la obra suele brindar mucha información acerca de la época y circunstancias en que fue concebida.
En esta vertiente, los holandeses han sido auténticos maestros, y entre ellos uno de los destacados es Willem Claesz Heda, que se dedicó casi en exclusiva a pintar bodegones.

A few years ago I enjoyed "The Spanish still life in El Prado", a traveling exhibition of 60 works from the Museum's collections. The still life is a genre that I find extremely interesting, especially because it allows the artists to display their skills and compositional techniques, the treatment of light and textures, and also the work usually provide a lot of information about the time and circumstances in which it was conceived.
In this aspect, the Dutch painters have been true masters, among them one of the highlights is Willem Claesz Heda, who devoted himself almost exclusively to painting still lifes.

Willem Claesz Heda

"Naturaleza muerta / Still Life", óleo sobre tabla / oil on wood, 52 x 68 cm.
Palacio Museo Hallwyl (Estocolmo, Suecia / Stockholm, Sweden)

Willem Claeszoon Heda (Haarlem, 14 de diciembre de 1594 - h. 1680, Haarlem) (escrito habitualmente como Willem Claesz. Heda) fue uno de los primeros artistas holandeses dedicados de manera prácticamente exclusiva a las pinturas de naturaleza muerta, aunque en su primera época pintó algún retrato y pinturas religiosas.
Desde 1631 formó parte del gremio de San Lucas. Era un hombre que gozó de reputación en su ciudad natal, desempeñando diversos cargos en la junta directiva desde 1637, gozando de la confianza de la guilda de Haarlem.

"Naturaleza muerta / Still-Life", óleo sobre lienzo / oil on canvas, 52 x 74 cm., 1657.
Museo del Prado (Madrid, España / Spain)

"Naturaleza muerta / Still-Life", óleo sobre tabla / oil on wood, 52 x 74,2 cm., 1637. 
Museum Mayer van den Bergh (Amberes, Bélgica / Antwerpen, Belgium)

Son bodegones típicamente holandeses, con muy pocos elementos ordenados de manera simple: restos de una tarta, un vaso de vino medio vacío, frutas a medio pelar, jarras de estaño, cáscaras de nueces. No suelen ser mesas repletas de comida, abundantes, sino más bien presentan restos de comidas frugales, que invitan a reflexionar sobre la fugacidad de los placeres humanos. Aun así, presenta imágenes apetitosas con delicadezas como ostras sobre ricos platos, y rara vez sin su rodaja de limón, pan, espumoso, aceitunas y repostería. Incluso las más triviales comidas resultan encantadoras, con sus lonchas de jamón, pan, nueces y cerveza.

"Recipientes de plata y estaño y un cangrejo / Pewter and Silver Vessels and a Crab"
Óleo sobre roble / oil on oak, 54.2 x 73.8 cm., c1633-37.
The National Gallery (Londres, Reino Unido / London, UK)

"Las tonalidades apagadas y el limitado conjunto de objetos sobre la mesa, parece dar la impresión de modestia y moderación. Sin embargo la realidad es la opuesta. El limón, la sal y la pimienta, así como los recipientes de plata y estaño, eran caros artículos de lujo, sólo a disposición de los holandeses ricos."
De la ficha de la obra en la web del Museo.

"Vasos de plata y estaño y un cangrejo" (detalle / detail)

"The muted tonality and limited range of objects on the table seems to evoke an impression of modesty and restraint. However, quite the opposite is true. The lemon, salt and pepper, as well as the silver and pewter vessels, were expensive luxury items, available only to wealthy Dutchmen."
From the artwork review in the Museum website.

"Naturaleza muerta con aceitunas / Still-Life with Olives", óleo sobre tabla / oil on wood, 58,5 x 83,4 cm., 1634. 
Museum voor Schone Kunsten (Gante, Bélgica / Ghent, Belgium)

"Bodegón con vaso de plata y reloj / Still Life with Silver Glass and Clock"
Óleo sobre tabla / oil on wood, 52 x 74 cm., 1633. Museo del Prado (Madrid, España / Spain)

Sus primeras obras maestras, como la datada en 1623 y que se encuentra en la Alte Pinakothek de Múnich, es tan hogareña como la última de 1651 en la galería Liechtenstein de Viena. Una comida más lujosa es el "Almuerzo" en la galería de Augsburgo, datada 1644.
La mayor parte de sus obras se encuentran en Europa, principalmente en las galerías de pinturas de París (Naturaleza muerta), Parma, Gante, Darmstadt, Gotha, Múnich y Viena. En España el Museo del Prado posee tres de sus bodegones, mientras que en el Museo Thyssen-Bornemisza, también de Madrid, se muestra un Bodegón con pastel de frutas y diversos objetos, 1634, óleo sobre tabla.
Parece que influyó considerablemente en el joven Frans Hals.

"Naturaleza muerta / Still-Life", óleo sobre tabla / oil on wood, 58,5 x 79 cm., c.1636. 
Frans Hals Museum (Haarlem, Holanda / Netherlands)

Debido al declive del arte holandés, después de la Época Dorada, muchos países comenzaron a ignorar las obras de arte holandesas. Jean-Baptiste Descamps, un artista francés que estudió fugazmente en Amberes, se convirtió en el primero de los escritores sobre arte moderno fuera de Holanda en reconocer la importancia artística de la nación. Aunque los escritos de Descamps incluían muchas inexactitudes, describió a los maestros holandeses, entre otros los hermanos Van Eyck, con observaciones personales que lo diferencian de muchos que ignoraron éste género. Luego de Descamps, Antoine-Nicolas Dezallier d’Argenville, un escritor francés y conocedor del arte, cimentó el cambio de actitud acerca de los géneros pequeños holandeses. 
D'Argenville abogó por un estilo único de pintura de género. Estaba a favor de tratar igualmente a todos los estilos creía que los artistas preminentes de todos los campos deberían ser valorados por sus habilidades y no por los temas que escogían. Una vez que la actitud acerca de las pinturas de género cambió y el arte holandés volvió a estar en boga, Willem Claesz Heda volvió a ocupar un lugar destacado en el mundo del arte.
Heda fue redescubierto por el crítico de arte francés Théophile Thoré en la década de 1860. Después de haber visto un ejemplo de su trabajo en el Boijmans Museum de Rotterdam, Thoré alabó la habilidad de Heda para hacer de una pequeña naturaleza muerta una espléndida celebración de la vida.
Información de las versiones en español y en inglés de la ficha del artista en Wikipedia.

"Naturaleza muerta / Still-Life", óleo sobre tabla / oil on wood, 69 x 56 cm., 1651.
Colección Privada / Private Collection

Willem Claeszoon Heda (December 14, 1593/1594 – c.1680/1682) was a Dutch Golden Age artist from the city of Haarlem devoted exclusively to the painting of still lifes. He is known for his innovation of the late breakfast genre of still life painting.

"Naturaleza muerta con copa / Still-Life with Goblet", óleo sobre tabla / oil on wood, 88 x 113 cm., 1635. 
Rijksmuseum (Amsterdam, Holanda / Netherlands)

"Naturaleza muerta con copa Roemer y un reloj / Still Life with a Roemer and Watch"
Óleo sobre tabla / oil on wood, 46 x 69,2 cm., 1629.
Royal Picture Gallery Mauritshuis (La Haya, Holanda / Den Haag, Netherlands)

His earliest known work was a Vanitas which fit the monochromatic and skillful texturing of his later pieces, but portrayed a subject matter distinct from the depictions of more sumptuous objects in his later years. This Vanitas, and the two other breakfast pieces by Heda in the 1620s[3] were known for their clear deviation with earlier breakfast-pieces. The objects in these works demonstrate greater special effect and maintain a sense balance for the viewer despite the uneven and diagonal grouping of objects. Additionally, these works adopted the monochromatic style contrary to early breakfast-pieces.

"Naturaleza muerta con pastel de frutas y diversos objetos / Still Life with Fruit Pie and various Objects"
Óleo sobre tabla / oil on wood, 44 x 68 cm., 1634. Museo Thyssen-Bornemisza (Madrid, España / Spain)

"Naturaleza muerta con pastel de frutas y diversos objetos" (detalle / detail)

Following his formative pieces of the 1620s, Heda reached his artistic maturity in the 1630s with pieces such as his 1631 still-life and those of the ‘1639 group’ sold to Vienna in the 1930s. These pieces contain perfectly draped fabric and assortments of fine glass and metal wares in addition to orderly-presented foodstuffs. This set of paintings is characterized by a sublime simplicity and order that few artists of his genre ever obtained. His coloration and illustration of light in the pieces, combined with fine additive brush strokes, results in an almost unbelievable level of realism.

"Naturaleza muerta con tarta, aguamanil de plata y cangrejo / Still-Life with Pie, Silver Ewer and Crab"
Óleo sobre lienzo / oil on canvas, 103 x 123 cm., 1658. Frans Hals Museum (Haarlem, Holanda / Netherlands)

"Naturaleza muerta con langosta / Still Life with a Lobster", óleo sobre lienzo / oil on canvas, 114 x 103 cm., 1650-59. 
The National Gallery (Londres, Reino Unido / London, UK)

Heda’s final years saw the artist begin the transition from the late breakfast still-life paintings he helped create, to the pronk, or display, still-life pieces of Willem Kalf in Amsterdam. His last known works were painted in 1664 (Private collection, The Hague) and 1665 (Museum del Monte, Brussels), and contained the warmer pallette of browns associated with Kalf’s pieces. Though he lived until the 1680s, Heda’s last known paintings were created in the 1660s. Heda died in Haarlem in 1680 or 1682.

"Naturaleza muerta con langosta" (detalle / detail)

"Bodegón con taza de plata, copa Roemer y ostras / 
Still Life with Silver Cup, Roemer Glass and Oyster", óleo sobre tabla / oil on wood, 52 x 73 cm., 1632. 
Museo del Prado (Madrid, España / Spain)

5 comentarios:

  1. Javier, te me has adelantado, de hecho tenía un esbozo de entrada con este autor, uno de mis favoritos.Sus naturalezas muertas son absolutamente maravillosas con una simbología precisa que nos recuerdan la fugacidad de la vida, la vanitas.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes, Javier.

    Somos nuevos en el blog, pero nos ha encantado tanto la disposición del blog, como sus contenidos y la calidad de las imágenes que introduces.

    En este caso concreto, te queríamos preguntar si conoces en qué momento llegaron al Museo del Prado los tres cuadros que hay en el museo de este artista, porque tenemos entendido que en el siglo XVII había un bloqueo ideológico hacia lo holandés en España. También nos has hecho pensar con esta entrada en que aunque se resalta la idea de la fugacidad de la vida y de las riquezas en las obras de Claesz, no parece haber un sentido tan marcado de la 'vanitas' como se da en el bodegón que se hacía en España en el siglo XVII.

    Un saludo. Anónimo Castellano.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Anónimo.

    Ante todo, muchas gracias; me halagan los comentarios acerca de la calidad del blog en general y las imágenes en particular. Siempre que me es posible trato de aportar material visual que le haga al menos en parte honor a las obras que representan, cosa que no siempre es posible, por cuestiones de derechos de autor, disponibilidad del mismo, etc. En todo caso intento que no me condicione demasiado en cuanto a los artistas que me gustan y cuyo trabajo pretendo difundir, así que hago mis piruetas para que salga algo decente.

    En cuanto al resto, bueno, no soy ni un crítico ni un experto, con lo cual sólo puedo dar un punto de vista de mero aficionado a ésto tan variopinto que se engloba dentro de la idea de "arte", y en todo caso aportar referencias. Para ello, voy a las fuentes.

    En el sitio web del Museo del Prado, consta que éstas tres obras de Claesz llegaron a la colección junto con el legado de Pedro Fernández Durán y Bernaldo de Quirós en el año 1931. Éste estaba constituído por una amplia variedad de objetos artísticos; vamos, que era muy heterogénea y el Museo aceptó el legado por la existencia de ciertas obras de alto valor que justificaban hacerse cargo del resto y aceptar las condiciones del testamento.
    http://www.museodelprado.es/enciclopedia/enciclopedia-on-line/voz/fernandez-duran-y-bernaldo-de-quiros-pedro/

    En cuanto a las diferencias entre el bodegón español y el holandés en el s.XVII, desde luego es algo en lo que se podría profundizar, pero por lo visto hubo una idea acerca del carácter austero, esencialista y místico del bodegón español en contraposición al más sensual y lujurioso holandés, que tiene su base en un tópico creado por la literatura conservadora. Cito de la Wiki:

    "Paradójicamente, el tópico creado por la literatura nacionalista más conservadora a la vista de un reducido número de bodegones, que aunque fuesen excelentes no podían ser representativos del conjunto de la pintura de bodegón practicada en España, fue asumido por buena parte de los estudiosos extranjeros, como Ebert-Schifferer, quien, insistiendo en esa austeridad y diferencia con lo holandés, explicaba que incluso cuando tanto los bodegones holandeses como los españoles a menudo tuvieron un propósito moral implícito, la austeridad, que algunos encuentran próxima a la desolación de la meseta española, parece rechazar los placeres sensuales, la plenitud y el lujo de los bodegones holandeses. No será el caso de Peter Cherry, quien siguiendo a August L. Mayer, ha sabido apreciar la rica versatilidad del bodegón español."
    http://es.wikipedia.org/wiki/Bodegón

    Las fuentes a las que refiere son:
    Sybille Ebert-Schifferer, Still Life: A History, Harry N. Abrams, Nueva York, 1998
    Cherry, Peter, Arte y naturaleza. El bodegón español del Siglo de Oro, Madrid, 1999

    En cuanto Claesz, que pintó casi exclusivamente bodegones, también tiene su "Vanitas", que no incluí en la seleción porque me gustaron más éstas otras, y aún cuando se pudiera asumir ese corte entre las dos corrientes de bodegones, me da la impresión de que en las cosas a medio comer, los limones a medio pelar, los artículos caídos y demás hay un sentimiento de pérdida que contrapesa bastante las riquezas que representa... incluso más, porque la austeridad de los cacharros de Zurbarán puede ser tan desoladora que la pérdida no parezca tan dramática como cuando se goza de los placeres sensuales y se pierden...

    Un saludo y, otra vez, gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  4. me gusta, no soy un experto simplemente me emociona como pinta la transparencia, el vidrio, los grabados de los metales, el color es genial.

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco soy un experto, y te puedo asegurar que no hace falta serlo para disfrutar de el trabajo bien hecho, artístico en éste caso. Gracias por la visita.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...