lunes, 16 de febrero de 2015

Karen Knorr [Fotografía]

En la obra reciente de Karen Knorr, los animales se pasean libremente por espacios arquitectónicos de gran riqueza y colorido, fotografiados con cámaras de gran formato y exquisito detalle.
Traducción al inglés al final del post, señalada con [*] en cada párrafo.

In the recent work of Karen Knorr, animals freely roam architectural spaces of great richness and colorful, photographed with large format cameras and exquisite detail.
English translation at the end of the post, marked with [*] in each paragraph.
_____________________________________________________________________

Karen Knorr


Karen Knorr nació en Frankfurt am Main, Alemania, y se crió en San Juan, Puerto Rico, en los '60s. Terminó sus estudios en París y Londres. 
Karen ha enseñado, exhibido y dado conferencias a nivel internacional, en lugares que incluyen Tate Britain, Tate Modern, la Universidad de Westminster, Goldsmiths, Harvard y el Art Institute of Chicago.
Actualmente es profesora de fotografía en la Universidad de Artes Creativas de Farnham, Surrey. [1]

La canción de la India / India Song
"La alegría de Ahimsa / The Joy of Ahimsa", Takhat Vilas, Fuerte de Mehrangarh Fort, Jodhpur, India

«La fotografía, para mí, es una metodología visual que me permite comprender y aprender acerca del mundo que me rodea. Toda la obra que he hecho tiene en cuenta la cultura de las bellas artes y sus relaciones con el poder. Hay efectos positivos y negativos en la forma como el poder se entrelaza con el arte, y usa la estética para legitimar su narrativa.» [2]

Monogatari / Historia / Tale
"Cultivando la felicidad / Cultivating Happiness", Templo Chishaku-in Temple, (Kyoto, Japón / Japan)

La canción de la India / India Song
"El regreso del cazador / The Return of the Hunter", Palacio de Jaipur Palace (Jaipur, India)

«Si las obras desafían o no al poder, es algo que está en el ojo del que mira, ya que muestran la ambigüedad y belleza de lo que el poder puede construir, diseñar y comprar. Hay una cierta ambivalencia acerca del poder en esas imágenes, porque celebran claramente la arquitectura y artesanía Rajpuy y Rajastaní. Este esplendor arquitectónico es el resultado del poder económico de los Maharajás. Famosos artistas de la época, miniaturistas y músicos, se nutrieron del patronazgo de los Maharajás, Nawabs y Nissams desde tiempos antiguos hasta nuestros días. Las diferentes escuelas de pintura en miniatura tienen estilos distintivos, y esos estilos continúan desarrollándose en la India. Mi obra refiere, y rinde homenaje, al exquisito detalle que se encuentra en las miniaturas indias y persas. 

Las aves y mamíferos insertados en las fotografías enlazan la cultura Ramayana del norte de la India con representaciones alegóricas de la femineidad y masculinidad que buscan perturbar las expectativas del espectador creando disturbios "visuales" en salas privadas de palacios, algunos de los cuales son hoy en día museos privados. Un ejemplo es Vuelo a la Libertad, donde una elegante grulla blanca va dando gráciles zancadas a través de la Sala Durbar de un antiguo palacio familiar privado en Dungarpur. El Palacio de Dungarpur es uno de los sitios más mágicos que he visitado y podría pasarme horas sentada mirando la luz moverse a través de los cristales coloreados de las ventanas, reflejándose en los espejos incrustados en las paredes.» [3]

Fábulas / Fables
"Corredor / Corridor", Carnavalet (París, Francia / France)

La canción de la India / India Song
"El apartamento del Maharaja / The Maharaja's Apartment"
Palacio de Udaipur City Palace (Udaipur, India)

La canción de la India / India Song
Los Palaiyakkarars, Templo Hazarama Temple (Hampi, India)

Karen Knorr celebra la rica cultura visual, los mitos fundacionales e historias del norte de la India, centrándose en el Rajastán y utilizando sitios sagrados y seculares para considerar la casta, la femineidad y sus relaciones con el mundo animal. Los interiores son laboriosamente fotografiados con una cámara Sinar P3 analógica de gran formato, y escaneados en una resolución muy alta. Los animales vivos son insertados en los sitios arquitectónicos fusionando alta resolución digital con fotografía analógica. Animales fotografiados en santuarios, zoos y ciudades, habitan palacios, mausoleos, templos y lugares sagrados, interrogando al patrimonio cultural de la India y la rigidez de las jerarquías. Grullas, cebúes, langures, tigres y elefantes mutan desde mascotas principescas a avatares de personajes femeninos históricos del pasado, desdibujando las fronteras entre realidad e ilusión, y reinventando el Panchatantra para el s.XXI. [4]

Monogatari / Historia / Tale
Guardián del templo / Guardian of the Temple", Templo Nazen-ji Temple (Kyoto, Japón)

La grulla de Manchuria, que reside en China, Corea y Japón, es a menudo representada en mitos y leyendas del Taoísmo. Es un símbolo de la longevidad y aparece a menudo en biombos y pinturas en rollos. Más recientemente, es el emblema de las aerolíneas japonesas. [5]

La canción de la India / India Song
"Bhakti, El camino de Sants / The Path of Sants", Templo de Shiva Temple (Hampi, India)

Fábulas / Fables
"La cámara de la Reina / The Queen's Bedchamber"
Château de / Castillo de Chambord (Región del Loira, Francia / Loir-et-Cher, France)

Fábulas / Fables
"Galería de la Batalla / The Battle Gallery", Château / Palacio Chantilly (Francia / France)

El objetivo usual de una fábula es ofrecer una enseñanza o lección, llamando la atención sobre la conducta animal y sus relaciones con las acciones humanas y sus defectos. Los animales en las fábulas hablan metafóricamente de la locura humana, criticando la naturaleza humana. Aunque parece que la naturaleza de la obra de Karen Knorr tiene otro objetivo. En las "Fábulas" de Knorr los animales no están vestidos emulando humanos, ni tampoco ilustran una moral explícita. Liberados, vagan libremente por territorios humanos, llamando la atención sobre la brecha sin puentes entre la naturaleza y la cultura. Ellos invaden los dominios de los museos y otros santuarios culturales en los cuales tienen estrictamente prohibido el acceso. [6]

La canción de la India / India Song
"Vuelo a la Libertad / The Flight to Freedom", Durbar Hall, Juna Mahal (Dungarpur, India)

La canción de la India / India Song
"El sonido de la lluvia / The Sound of the Rain", Fuerte Junagarh Fort (Bikaner, India)

Monogatari / Historia / Tale
"Viaje al Gran Sabio / Journey to the Great Sage", Templo Hosen-in Temple (Ohara, Japón / Japan)

Una serie iniciada en 2012 que imagina la vida animal y el patrimonio cultural japonés en referencia a los cuentos budistas Jataka y las historias del Japón.

Fotografiados en templos, pagodas, ryokans y jardines en Kyoto, Nara, Ise y Tokyo, animales y mujeres con kimonos tradicionales evocan el arte de pantallas del período Edo. Knorr, inspirada en el arte japonés (ukiyo-e, pintura de biombos) ha producido una serie de fotografías de animales japoneses que aparecen en templos y pagodas, en referencia a los cuentos populares de lo sobrenatural, como Kaidan y Shinto Kami (espíritus). [7]

La canción de la India / India Song
"El portero / The Gatekeeper", Palacio de Samode Palace (Samode, India)

Fábulas / Fables
"Recepción de los reyes / The Kings Reception"
Château de / Castillo de Chambord (Región del Loira, Francia / Loir-et-Cher, France)

Indiferente, el animal parece "otro", un extraño en el contexto en el que está inserto. El animal no es el tema de la obra, y tampoco lo es la arquitectura. La obra de Karen Knorr nos muestra la inconmensurable distancia entre ambos mundos: la naturaleza salvaje por un lado, y por el otro un sitio cultural en el cual a la naturaleza sólo le está permitido entrar en forma de representación. Aunque pacífica, la intrusión de la presencia animal subvierte la institución. La obra resalta el caracter contra-natura del museo en sí mismo.

La obra de Karen asume completamente esta paradoja y juega con la puesta en escena de la percepción de la naturaleza dentro del dominio de la representación y el artificio. Los animales expuestos no están aquí como en casa, y ocupan las salas libremente. Al escoger trabajar con las salas de los museos, Karen actúa como el Flautista de Hamelin, trayendo otros animales a unirse a los residentes en el Museo Carnavalet, el Castillo de Chambord, el Castillo Chantilly y la Villa Savoye. Luego de esta forma de turismo cultural, los animales retornan a su hogar en el museo. [8]

La canción de la India / India Song
"Los Avatares de Devi / Avatars of Devi", Palacio de Samode Palace (Samode, India)

Fábulas / Fables
"La sala de música 1 / The Music Room 1", Château / Palacio Chantilly (Francia / France)

La extrañeza de esta nueva serie de Fábulas no sólo reside en la disyunción entre naturaleza y cultura. Karen Knorr utiliza juguetonamente la tecnología digital para mezclar lo digital con lo analógico. 
Los intrincados detalles de las sombras dibujadas en un cojín, las sombras del fino plumaje o el contorno de un muslo humano, desdibujan los límites entre la realidad y la ilusión. Más allá de la inmediata seducción de las imágenes fotográficas en sí mismas, es esta ambigüedad lo que les confiere una fuerza particular. [9]

La canción de la India / India Song
"Discussions concerning Rasa / Discusiones relativas a Rasa"
The Phool Mahal, Mehrangarh Fort (Jodhpur, India)

La canción de la India / India Song
"Un lugar como Amravati / A Place like Amravati", Palacio de la Ciudad / City Palace (Udaipur, India)
________________________________________________________________

Los textos están tomados del sitio web de la artista, y de dos extensas entrevistas que también pueden leerse completas allí en la sección "Writings":
Karen Knorr entrevistada por Niccolo Fano para la revista italiana online Fotografía: Punks, Elites y cultura secular de la India, 2014 y 
Karen Knorr entrevistada por Nirita Agrawal, publicado en la revista Cultural Documentor Marwa, Mumbai, India, 2012

Texts from artist's website, and two extensive interviews you can also read there, in "Writings" section:
Karen Knorr interviewed by Niccolo Fano for Italian online magazine Fotografia : Punks, Elites and India’s Secular Culture 2014
Karen Knorr interviewed by Nirita Agrawal published as the Cultural Documentor Marwar Magazine, Mumbai , India 2012
________________________________________________________________

Más imágenes e información sobre Karen en / More images and information about Karen in

Imágenes publicadas con autorización de la artista (¡Muchas gracias, Karen!)
Images published here with artist's permission (Thanks a lot, Karen!)


Algunas imágenes tomadas por Anabel Pérez y yo mismo de los sitios fotografiados por Karen. Juntos recorrimos el Rajasthan indio en 2009 /
Some pictures taken by Anabel Pérez and myself of some places also photographed by Karen. Together we traveled through the Indian Rajasthan in 2009.

Fuerte de Mehrangarh / Mehrangarh Fort, Jodhpur. Foto / Photo: Anabel Pérez

Fuerte de Mehrangarh / Mehrangarh Fort, Jodhpur. Foto / Photo: Javier Fuentes

Fuerte de Mehrangarh / Mehrangarh Fort, Jodhpur. Foto / Photo: Anabel Pérez

Palacio de Jaipur / Jaipur Palace, Jaipur. Foto / Photo: Javier Fuentes

Palacio de Jaipur / Jaipur Palace, Jaipur. Foto / Photo: Javier Fuentes

Palacio de la Ciudad / City Palace, Udaipur. Foto / Photo: Javier Fuentes

Palacio de la Ciudad / City Palace, Udaipur. Foto / Photo: Javier Fuentes

Fuerte de Junagarh / Junagarh Fort, Bikaner. Foto / Photo: Javier Fuentes

Fuerte de Junagarh / Junagarh Fort, Bikaner. Foto / Photo: Javier Fuentes


Los Ángeles, Reseñas de libros / LA Review of Books
Fotógrafa en el foco (en inglés) / Photographer Spotlight: Karen Knorr

___________________________________________________________________

Festival del Fotografía de Delhi / Delhi Photo Festival, 2013 (en inglés)
Charla de la artista / Artist Talk: Karen Knorr



Traducción al inglés / English Translation

[1]
Karen Knorr was born in Frankfurt am Main, Germany and was raised in San Juan, Puerto Rico in the 1960s. She finished her education in Paris and London. Karen has taught, exhibited and lectured internationally, including at Tate Britain, Tate Modern, The University of Westminster, Goldsmiths, Harvard and The Art Institute of Chicago.
She is currently Professor of Photography at the University for the Creative Arts in Farnham, Surrey.

[2]
«Photography, for me, is a visual methodology which allows me to understand and learn about the world that surrounds me. All the work I have made considers fine art culture and its relationship to power. There are negative and positive effects to the way power intertwines with art, and uses aesthetics to legitimize its narrative.»

[3]
«Whether the work actually challenges power is in the mind of the beholder, since it shows the ambiguity and beauty of what power can build, design and purchase. There is a certain ambivalence about power in these images because clearly they celebrate Rajput and Rajasthani architecture and craft. This architectural splendor is the result of the Maharaja’s economic power. Famous artists of the time, miniaturists and musicians, were nurtured and patronised by the Maharajas, Nawabs and Nissams of long ago as they are today. The different schools of miniature painting have their distinctive styles, and these styles continue to develop in India. My work refers, and pays homage, to the exquisite detail found in Indian and Persian miniatures.

The birds and mammals inserted in the photographs link the Ramayana culture of Northern India to allegorical representations of femininity and masculinity that aim to disturb the spectator’s expectations by creating ‘visual’ disturbances in private rooms in palaces, some of which are now private museums. An example is The Flight To Freedom, where an elegant white egret strides gracefully through the Durbar Room of an old private family palace in Dungarpur. Dungarpur palace is one of the most magical sites I have ever visited and I could sit for hours watching the light move through the coloured glass windows, reflected off the mirrors embedded in the walls.»

[4]
Karen Knorr celebrates the rich visual culture, the foundation myths and stories of northern India, focusing on Rajasthan and using sacred and secular sites to consider caste, femininity and its relationship to the animal world. Interiors are painstakingly photographed with a large format Sinar P3 analogue camera and scanned to very high resolution. Live animals are inserted into the architectural sites, fusing high resolution digital with analogue photography. Animals photographed in sanctuaries, zoos and cities inhabit palaces, mausoleums , temples and holy sites, interrogating Indian cultural heritage and rigid hierarchies. Cranes, zebus, langurs, tigers and elephants mutate from princely pets to avatars of past feminine historic characters, blurring boundaries between reality and illusion and reinventing the Panchatantra for the 21st century.

[5]
The red crowned crane which resides in China, Korea and Japan is often featured in myths and legends in Taoism, it is a symbol of longevity and appears often in screens and scroll paintings. More recently it is the emblem of Japanese airlines. 

[6]
The usual aim of the fable is to teach a lesson by drawing attention to animal behaviour and its relationship to human actions and shortcomings. Animals in fables speak metaphorically of human folly, criticizing human nature. Yet it seems that the nature of Karen Knorr’s work has another aim. In  Knorr’s  “Fables”  the animals are not dressed up to resemble humans nor do they illustrate any explicit moral. Liberated, they roam freely in human territory drawing attention to the unbridged gap between nature and culture. They encroach into the  domain of the museum and other cultural sanctuaries which resolutely forbids their entry.

[7]
A series started in 2012, imagines animal life and Japanese cultural heritage referencing buddhist Jataka tales and Japanese stories.

Photographed in temples, shrines, ryokans and gardens in Kyoto, Nara, Ise and Tokyo, animals and women in traditional kimonos evoke screen art of the Edo period. Knorr, inspired by Japanese art (ukijo-e, screen painting) has produced a series of photographs of Japanese animals which appear in temples and shrines referencing the folktales of the supernatural such as Kaidan and Shinto kami (spirits).

[8]
Indifferent, the animal remains “other”, a stranger to the context in which it is inserted. The animal is not the real subject of the work nor is architecture. Karen Knorr’s work shows us the incommensurable distance between two worlds: raw nature on the one hand and on the other the cultural site which allows nature entry only in the form of a representation. Although peaceful, the intrusion of the animals’ presence subverts the institution. The work highlights the “against nature” character of the museum itself.

Karen Knorr’s work assumes this paradox fully and plays with staging the perception of nature within the domain of representation and artifice. The animals displayed are at home here and occupy the rooms freely. In choosing to work with the rooms of museums Karen Knorr acts like the Pied Piper of Hamelin bringing other animals to join the existing animal residents in the Carnavalet Museum, Chambord Castle, Chantilly Castle and Villa Savoye. After this form of cultural tourism, the animals arrive back home to the museum.

[9]
The strangeness of this new series of Fables does not reside only in the disjunction between nature and culture.  Karen Knorr playfully uses digital  technology to mix the digital with the analogical. 
The intricate details of a shadow cast on a pillow, the shade of fine plumage, or the contour of a human thigh blur the boundaries between reality and illusion. Beyond the immediate seduction of the photographic images themselves, it is this ambiguity that gives them a particular force.

5 comentarios:

  1. Me has dado en la fibra sensible, Javier. Hacía un tiempo que quería dedicarle un post al autor de algunas de las fotos de Knorr cuando todavía no había dedicado unos minutos a localizarla. Te has adelantado y has superado mis expectativas, porque, encima, ese talante viajero tuyo enriquece la entrada con las fotos de los lugares que han servido de escenario para al proyecto. Como es habitual, lo has bordado, y has dado cobertura a un fascinante proyecto fotográfico que tendrá obligada mención en el Animal Invisible por razones más que obvias, pero ya poco o nada podré añadir. He disfrutado mucho de esta entrada. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Fascinantes escenas que hasta parecen pinturas por mantener ese equilibro difícil entre lo bucólico y lo salvaje para transformarlas en idílicas. Muy buena entrada.

    ResponderEliminar
  3. Una obra plena de preciosismo que nos aporta una plenitud estética ante su fino instinto creativo.

    ResponderEliminar
  4. Javí, anonada me has dejado con tanta acumulación de belleza y como dice Mafa Alborés enriquecida con tu propia aportación viajera. Sabes? Pienso en lo que nos perdemos los que hemos estudiado arte. Soy consciente de lo vasto de la disciplina, pero somos eurocéntricos y nos quedamos sin conocer el desarrollo estético de las tendencias artísticas de otros pueblos que han dado tanto a la Historia del arte. Esta entrada lo demuestra.

    Gracias por enseñar esta obra tan maravillosa que con carambola muestra muchas otras cosas más. Otra entrada de diez.

    Bicos fríos y soleados :)

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, agredezco muchísimo todos los comentarios.

    Mafa, feliz de haberte tocado la sensibilidad. No dejes de hacer tus propias apreciaciones, como siempre jugosas y bien fundamentadas. Mucho podrás añadir, sin duda.

    Shi, coincido: unos proyectos realmente bien planteados. Los animales parece que hubieran estado merodeando por allí toda la vida.

    Carlos, mucho preciosismo, sin duda. Gran cuidado por el detalle. Debe ser una pasada verlas en directo, en gran formato, y apreciar toda la minuciosidad del trabajo.

    Olga, creo que ya lo he dicho más de una vez; una de las cosas en las que me siento en deuda casi todo el tiempo, es con el arte de otras culturas cuya difusión en la red no es, por razones obvias, más que limitada. Concretamente lo digo pensando en África. Ya sé que desde el título "El Hurgador" es "Arte en la Red", y me circunscribo a lo que encuentro por ahí, ya publicado en Internet, y también me consta que buscando con la suficiente intensidad y paciencia, todo va apareciendo. Desde luego hago todo lo que está a mi alcance para mantener un flujo de aportes que equilibren un poco el eurocentrismo y yankeecentrismo al que te lleva la superabundancia de imágenes e información procedente de estos barrios. Y desde luego es un placer cuando uno se topa con estas interculturalidades de una artista alemana, criada en Puerto Rico, formada en París y Londres, que desarrolla una obra con tanto peso de la India y Japón.

    Y en cuanto a mi propio aporte fotográfico, el recuerdo de las coloridas ventanas del Fuerte de Mehrangarh en Jodhpur, tras las cuales me fotografió Anabel, fue lo que despertó mi curiosidad por explorar acerca del artista detrás de estas obras, cuando me topé con la primera imágen de este post, por lo cual me pareció un complemento oportuno para redondear la propuesta.

    Otra vez, gracias a todos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...